Psicopedagogía

Realizamos un proceso de evaluación, diagnóstico e intervención en:

  • Dificultades de Aprendizaje (lectura, escritura y matemáticas).
  • Trastornos de la Comunicación, del Lenguaje y del Habla.
  • Trastornos del Espectro Autista.
  • Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad.
  • Trastornos conductuales.
  • Otros trastornos de la infancia, la niñez o la adolescencia.

Nuestro protocolo de actuación tiene la siguiente estructura:

1. Entrevista a padres

A través de la entrevista obtenemos información significativa acerca del desarrollo evolutivo, físico, motor, cognitivo, del lenguaje, afectivo, de la conducta y de la personalidad del niño o del adolescente. Conocemos, además, la actitud de los padres ante la situación, lo que nos permite orientarlos en la relación con sus hijos.

2. Evaluación psicopedagógica

Evaluamos distintas áreas de desarrollo del niño o del adolescente, dependiendo del motivo de consulta y de la edad.
Las posibles áreas a evaluar son:

  • Capacidad intelectual y procesos cognitivos.
  • Funcionamiento ejecutivo.
  • Desarrollo evolutivo.
  • Desarrollo de la comunicación, del lenguaje y del habla.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Comportamiento.
  • Desarrollo emocional.
  • Relaciones familiares.

3. Valoración de otros especialistas

En ocasiones, pedimos a los padres que visiten a otros especialistas, como el pediatra, el neurólogo, el otorrino,… para descartar posibles déficits que puedan estar afectando al desarrollo normativo del niño.

4. Coordinación con el centro educativo

Mantenemos reuniones con el centro educativo (tutor, orientador y maestro especialista en Pedagogía Terapéutica o Audición y Lenguaje) para conocer el comportamiento y el funcionamiento del niño en el contexto escolar. Asimismo, durante la intervención nos coordinamos con los profesionales que trabajan con él.

5. Entrega de informe

Elaboramos un informe explicativo del proceso de evaluación y de los resultados obtenidos durante el mismo, así como una posible conclusión diagnóstica y orientaciones para la intervención. Entregamos este informe a los padres y les explicamos su contenido.

6. Intervención

Programamos e implementamos una intervención individualizada para cada niño o adolescente, ajustada a los resultados obtenidos en el proceso de evaluación.
A su vez, orientamos a los padres, dándoles pautas de actuación. La colaboración de la familia será imprescindible para el éxito de nuestra intervención.

7. Seguimiento

Realizamos evaluaciones cada seis meses o cada año, dependiendo de la edad del niño, de sus necesidades, y de la intervención llevada a cabo con él. Mantenemos reuniones con los padres siempre que necesitan nuestra consulta o consideramos necesario transmitirles alguna información.